La medicalización de la marihuana

En el debate sobre una ley para legalizar el uso de la marihuana para uso medicinal y terapéutico siguen existiendo dos preguntas claves las cuales a mi juicio deberíamos de responder quienes estamos a favor y quienes mantienen una posición antiprohibicionista: ¿Quiénes se benefician de la aprobación de la ley?, y ¿quiénes se benefician de la prohibición?

El proyecto de ley que se discute en este momento en la legislatura del estado de Nueva York, concerniente a legalizar el uso de la marihuana para uso medicinal no debe de estar motivado por intereses político de buscar dinero para balancear el desastre económico en el presupuesto estatal que han dejado las medidas neoliberales que se caracterizan por aumentar los beneficios a la gente rica y por otro lado eliminar la inversión social en el desarrollo humano de la mayoría del pueblo. Tampoco debe de estar motivado con valores de la religiosidad anestésica que un sinnúmero líderes religiosos que se han autoproclamado guardianes morales han dado al pueblo para mantenerle en la inercia.

Curiosamente, quienes se oponen a este proyecto de ley de la legalización parten de varios postulados erróneos. Por un lado, equívocamente creen que la marihuana es la droga puente para el uso de otras drogas como la cocaína y heroína. Ya deberíamos de reconocer que la droga puente para el uso de otras drogas, aunque el asunto es mucho más complejo, lo sigue siendo el alcohol.

Otra postulado erróneo lo es el asunto de la adicción. En las investigaciones científicas existen discrepancias en los análisis acerca de la adición o no adicción al uso de la marihuana. Donde no existen discrepancias sobre adicción lo sigue siendo en el uso del alcohol y de la nicotina. Lo que sí tenemos claro es que cuando la persona que usa marihuana está privada de la misma no experimenta la sintomatología de substracción que encontramos en personas dependientes a la nicotina y/o alcohol. De aquí la creencia que no es adictiva.

Fuente: Diario NY

Related posts

Leave a Comment